Una ruta en tren por la costa de Marruecos para el otoño 2017

11 Sep Una ruta en tren por la costa de Marruecos para el otoño 2017

Viajar en Tren - Travel2be¿Quién puede resistirse a la belleza de Marruecos? Ahora que los diversos viajes a Marruecos se han convertido en una oportunidad para conocer más acerca de una cultura muy diferente a la nuestra te recomendamos que optes por disfrutar a lo grande de cada uno de los rincones interesantes de sus ciudades y, sobre todo, quedar enamorado de todo lo que podremos conocer. Para viajar en tren tienes las opciones diurnas y la alternativa nocturna. Puedes adquirir los billetes, directamente, en la estación de tren en Tánger.

Tánger: La ciudad de Tánger es la más occidentalizada de las ciudades del norte de Marruecos pero no por ello deja de ser atractiva de cara al viajero. De hecho, te encantará conocer su medina y su mercado (a partir de las 7 de la tarde). Descubre las cuevas de Hércules y sus rincones. En la actualidad puedes probar en esta urbe un magnífico tajin así como infinidad de opciones que te resultarán ampliamente interesantes.

No dejes de descubrir cada uno de sus rincones de interés y, sobre todo, haz de tu visita a la costa de Marruecos un interesante destino a tener en cuenta. En todo caso te encantará conocer más acerca de cada uno de los lugares más hermosos que hayas imaginado.

Rabat: La ciudad de Rabat es la capital administrativa de la ciudad y una de las localidades más modernas de Marruecos. Entre sus lugares más relevantes destaca el Mausoleo de Mohammed V, la Casba de los Udayas, la Torre Hasán, la catedral de San Pedro de Roma, la mezquita de Agdal, la necrópolis de Chella y otros muchos rincones únicos. Todo ello está considerado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Casablanca: Es la ciudad financiera por excelencia y en ella conocerás la mezquita de Hassan II, la única de todo Marruecos en la que los viajeros occidentales no musulmanes pueden entrar. Por otra parte, te encantará conocer la antigua Catedral del Sagrado Corazón. Del mismo modo, merece la pena el mercado central así como las medinas antigua y nueva. Conoce el Museo de la Villa des Arts y, sobre todo, adéntrate en la plaza Mohammed V que te resultará muy atractiva.

Y un tren hacia Marrakech…

Desde Casablanca tienes tren directo a Marrakech, la joya del interior de Marruecos. Te resultará mágico poder conocerla y disfrutarla por lo que te la recomendamos encarecidamente. Por otra parte, puedes conocer en Casablanca el parque de la liga Árabe así como el parque Yasmina. El museo judío es otro de los rincones que visitar. Por cierto que Casablanca fue el título elegido por Michael Curtiz para rodar su largometraje, una de las grandes obras de la historia del cine. En la actualidad hay una interesante propuesta que es una réplica del bar restaurante que regentaba Rick, protagonista de la película interpretado por Humpfrey Bogart. ¿Te lo vas a perder?