Peculiaridades de los vuelos low cost transoceánicos

11 Sep Peculiaridades de los vuelos low cost transoceánicos

Viajar a Buenos Aires con Travel2bePara todos aquellos que se disponen en los próximos tiempos a realizar un largo viaje cruzando el charco en un vuelo transoceánico con una compañía aérea de bajo coste es recomendable que sepan una serie de particularidades en cuanto a las low cost con las que deben de enfrentarse antes de emprender este tipo de travesía.

Existen algunos problemas comunes de todas las aerolíneas low cost a la hora de emprender un vuelo transoceánico, como es el caso de la poca confortabilidad y existen algunas diferencias en los servicios ofrecidos por las distintas compañías de bajo coste, como puede ser el espacio entre asientos o el servicio de catering, por lo que a continuación vamos a exponer algunas de estas diferencias y particularidades de las compañías que realizan este tipo de vuelos de larga distancia para visitar siempre lugares interesantes y muy atractivos para el viajero.

Particularidades de las low cost en vuelos transoceánicos

Muchas veces asociamos los vuelos baratos y las distintas compañías low cost con viajes a destinos cercanos o del norte de África, pero lo cierto es que la mayoría de estas aerolíneas con billetes baratos ofrecen vuelos internacionales de larga distancia como pueden ser los vuelos transoceánicos, hacia el continente americano y destinos como Buenos Aires, Lima, La Habana, Sao Paulo, Santo Domingo, México DF y muchos otros lugares plagados de inmensos atractivos turísticos y gran interés.

Aunque los precios evidentemente no van a resultar tan baratos como a otros destinos de Europa, por ejemplo París o Berlín, el viajero podrá volar a países de América latina por un precio que oscila entre los 250 y los 400 euros, siendo un precio muy económico e igualmente de bajo coste.

Estas ofertas suelen estar sujetas a temporadas o días concretos, por lo que más vale estar alerta si se quiere conseguir un billete lo más barato posible para v visitar alguno de estos países.

La mayoría de los problemas o particularidades que las distintas compañías aéreas que ofrecen vuelos transoceánicos deben mejorar suelen ser bastante comunes y siempre dejando en un segundo plano los problemas en el mismo aeropuerto.

Muchos problemas que se presentan en el aeropuerto, como puede ser una larga espera de más de una hora para pasar los controles, se achacan en muchas ocasiones a la misma compañía aérea contratada, cuando, en realidad, es problema del mismo aeropuerto, por lo que hay que tener claro cuáles son las funciones de la compañía en estos casos.

La mayoría de los viajeros en vuelos transoceánicos coinciden en que el tiempo en la mayor parte de las escalas es insuficiente y el tiempo para pasar los controles debería mejorarse, con las complicaciones que supone tener que volver a facturar el equipaje.

El vuelo en sí mismo suele estar bastante valorado entre los viajeros, con un servicio que en la gran mayoría de las aerolíneas suele ser excelente, aunque e difiere en algunas cuestiones como el servicio de comidas.

Ya que en un vuelo de doce horas es importante tener un buen servicio de comidas, con variedad y buenos alimentos, lo cierto es que la mayoría de las low cost que ofrecen este servicio transoceánico suspende en el servicio de catering en vuelo, con muchas restricciones en el menú, a falta de variedad para determinado tipo de viajeros a los que les es imposible pedir un menú vegetariano u otro tipo de alimentos adecuados para su salud.

Pero uno de los grandes inconvenientes que recogen la mayoría de los viajeros es el trato y el servicio a bordo de los trabajadores de la tripulación.

El idioma, ya que algunas compañías y azafatas no muestran ningún interés en saber castellano, unido a un rato a veces distante y lejos de ser correcto parecen ser algunas de las denuncias más frecuentes de los viajeros españoles.

Otro de los inconvenientes es el tema del entretenimiento durante tantas horas de vuelo, ya que en el avión poco harán por cubrir este punto, así que lo mejor es que el viajero lleve un buen libro, o cualquier dispositivo electrónico que vaya a entretenerle durante el viaje.

El problema más común es el tamaño y espacio de los aviones. Cuando se realiza un vuelo tan largo y de tantas horas lo que se espera es un mínimo de confortabilidad, pero parece ser que uno de los problemas comunes en todas las aerolíneas de bajo coste es el espacio entre asientos, que suele ser bastante poco, por lo que puede resultar un vuelo algo agobiante en algunos casos y para aquellos que necesitan de un mínimo espacio para sentirse cómodos.

Sin embargo, para todas estas particularidades o inconvenientes existen muchos consejos con el fin de que nuestro vuelo resulte menos plomizo debido a las largas horas de viaje, y que el servicio en sí es bastante aceptable si tenemos en cuenta su precio realmente económico.

Coger el vuelo totalmente descansado y alimentarse bien antes de tomarlo son dos buenos y sencillos consejos para las 12 horas que suelen durar un viaje de este tipo a bordo de un avión.

Por otra parte, en cualquier tipo de vuelo, ya sea con una compañía tradicional, los problemas en el aeropuerto y algunos agobios por el espacio en el avión suelen ser frecuentes y comunes a todas las compañías e instalaciones aeroportuarias, por lo que lo mejores armarse de paciencia y pensar en el destino final y las esperadas vacaciones.