La ruta del Coñac en Francia

05 Sep La ruta del Coñac en Francia

Turismo Enológico - Travel2beLa Comuna francesa de Cognac, en el departamento de Charente, en Francia, es la tierra tradicional donde se elabora este mítico licor extraído de la uva blanca, con más de 250 bodegas que se dedican a la ardua y paciente elaboración de este aguardiente, aunque son media docena de ellas las que han adquirido una importancia notable por su volumen de toneles en sus instalaciones.

Entre las ciudades de Angulema y Saintes se encuentra Charente, a la orilla de un río, que lleva su nombre, y es uno de los puntos urbanos de las rutas de peregrinación a Santiago de Compostela de Francia.

Se trata de uno de los municipios franceses más intereses para realizar una escapada de fin de semana y conocer los secretos del coñac, con una buena oferta cultural y de ocio y alojamientos rurales y hotelitos con encanto para todos los gustos.

Ruta en Cognac

Charente cuenta con una de las villas medievales con más encanto de Francia en el barrio tradicional de Vieux Cognac, que se dispone desde la parte del camino de Santiago o Tours Saint Jaques a lo largo del margen del río Charente hasta la iglesia de estilo románico de Saint Leger.

Esta hermosa zona contiene algunos buenos ejemplos de edificios góticos medievales y del renacimiento francés construidos entre los siglos XV y XVIII, abarcando varias épocas y estilos que el visitante encontrará muy bien conservados y de alto interés.

Este típico casco antiguo medieval, de cales empedradas y estrechas, con fachadas de antiguas casas decoradas incluso con gárgolas, fue uno de los feudos del rey Francisco I, bajo cuyo mandato florecieron las artes y las letras y cuyo símbolo es la salamandra, que puede observarse en muchos rincones de la villa.

La ruta tiene una estupenda visita obligada a las amplias bodegas de Otard, en las que se podrá conocer la elaboración del coñac visitando sus instalaciones y sótanos y por supuesto hacer cata de un estupendo licor de doble destilación concentrado durante años.

La visita será uno de los puntos clave de la ruta, en una bodega de gran tradición en la elaboración del aguardiente, y cuyo camino seguirá por la villa para cocer los puntos más interesantes de su territorio.

Uno de estos puntos es el imponente Arco de Germánico, que fue trasladado a la villa pieza por pieza hasta la orilla del Charente a su paso por Saintes a instancia del novelista Prosper Merimée, siendo uno de los ejemplos de monumento regio con más encanto de la zona.

Las iglesias de Saint Leger y de Saint Etrope, son otros dos buenos ejemplos de construcciones típicas del Renacimiento francés y de estilo tardo gótico; esta segunda, ya en la cercana Saintes, está declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Otro de los ejemplos de arte romano en la zona son las ruinas del anfiteatro de Saint Pierre, donde además podremos disfrutar del aire libre y la naturaleza, este área rodeada de bosque.

Cerca de allí la catedral de Saint Pierre, de estilo gótico, se levanta majestuosa, siendo una de las piezas más hermosas del recorrido y que con su portada, de bello estilo flamígero y que se encuentra iluminada cada noche constituye uno de los ejemplos más sorprendentes de la arquitectura francesa de la época.

Además de encontrar en los alrededores diversas iglesias y castillos medievales, otras visitas interesantes del recorrido son el Museo de Arte y de Historia y el de las Artes de Cognac, así como el centro Saint Gobain, con trabajos de vidrios y cubas para el licor.