Consejos para viajar en Europa fuera del euro

08 Ago Consejos para viajar en Europa fuera del euro

Viajar a Praga - Travel2bePara aquellos viajeros que este verano están preparando su viaje por Europa, aconsejamos que si van a moverse por alguno de los estados del viejo continente que aún no utilizan el euro tengan en cuenta una serie de consejos que vamos a pasar a mostrar a continuación.

Para cambiar de divisa habrá que tomar ciertas precauciones antes de entrar al país correspondiente con el objetivo de que el presupuesto no se merme por realizar malas gestiones.

Tanto si es la primera vez que vas a viajar a países que aún están fuera del euro como si lo que quieres es simplemente evitarte desagradables inconvenientes lo mejor es que se sigan una serie de pautas muy prácticas y fáciles y todo tu viaje por Europa será un éxito.

1-Países que no tienen euro

Los países del viejo continente que aún no utilizan el Euro son  sobre todo los del este.

Estados como los de la antigua Yugoslavia (Bosnia, Montenegro, Croacia) utilizan otra moneda, así como Albania, Bulgaria, Hungría, Rumania, la isla de Chipre, Eslovaquia, los Países Bálticos (Estonia, Lituania, Letonia), República Checa, Dinamarca, Suecia, Suiza, Gran Bretaña o la isla de Malta.

Muchos de ellos son destinos muy turísticos y visitados, con ciudades siempre elegidas para pasar unos días de vacaciones visitando sus principales atractivos, como pueden ser las ciudades de Budapest, Londres, Malta, Praga o Copenhague.

2-Dónde cambiar la moneda

Lo más aconsejable es que seas previsor y dependiendo de tu ruta a seguir o el país que deseas visitar leves ya cambiado tu dinero.

La operación puedes realizarla en cualquier banco de tu ciudad, pero es recomendable que te informes de qué comisión se llevará ese banco por el cambio.

Consulta un par de entidades distintas al menos para que el cambio no te merme el presupuesto con la comisión correspondiente.

Si cuando llegues a ese país aún no has cambiado el dinero, debes de saber que tanto en los aeropuertos como en las estaciones de trenes existen casas de cambio donde poder cambiar tu dinero por la moneda local.

En las ciudades del país al que vayas también existen este tipo de locales de cambio de moneda, que suelen estar por las zonas más céntricas y turísticas, por lo que no tendrás problema alguno.

Otra buena opción es utilizar tu tarjeta de débito o de crédito en los cajeros locales, donde te darán ya la moneda que se utilice con el importe que tú desees, de la misma manera que lo harías en casa.

Pero aquí también debes tener en cuenta que el banco cobra una comisión, por lo que no estaría de más que te documentaras sobre las entidades que menos comisión cobran para realizar una operación rentable.

3- ¿Dónde aceptan euros?

En algunos lugares dentro de destinos como Hungría o República Checa aceptan euros, por lo que no te haría falta cambiar a la moneda local, pero te aconsejamos que directamente tengas a mano moneda del lugar, puesto que te cobrarán un precio mayor si pagas en euros.

Excepto en casos en los que la urgencia pueda ser extrema no se recomienda pagar con el euro en estos países. También cabe la posibilidad que te cobren con tu tarjeta de crédito en la moneda local, por lo que tu banco te lo descontaría en euros dependiendo de la tasa oficial e cambio.

4- Moneda local que puede sobrar del viaje

No es recomendable que sobre dinero de lo que vayas a cambiar, puesto que al tener que cambiarlo de nuevo en España te cobrarán de nuevo una comisión.

Además hay que tener en cuenta que únicamente podrás cambiar los billetes, por lo que si te sobras monedas lo mejor será que las emplees en algún artículo barato hasta agotarlas antes de volver, a no ser que prefieras coleccionarlas.

5- Otros consejos prácticos

Un consejo muy práctico e importante es que evites cambiar tu dinero a la moneda local en las zonas más céntricas.

En las casas de cambio de moneda del centro de las ciudades suelen aplicar una tasa de cambio mayor, ya sea para la moneda local o para obtener euros, por lo que es mejor que cambies en lugares como las estaciones de tren o en el aeropuerto de llegada, donde seguro encontrarás una casa de cambio, que en ocasiones ni siquiera cobran comisión.

De todas maneras, en los aeropuertos y estaciones de tren también es conveniente que te fijes en un primer momento qué comisión cobran, porque tu presupuesto depende de que estas operaciones las hagas con tacto y con mucho cuidado o acertadamente para que no se resienta.

Debes fijarte bien en tu tipo de cambio, ya que dependiendo del día puedes conseguir que tu presupuesto en euros rinda mucho más o menos.

Si vas a viajar en coche hasta ese país que no tiene moneda euro, es recomendable que pares siempre en la primera estación de servicio de la frontera, ya que en la mayoría de los casos esta es la mejor opción de cambio por el tipo de comisión que puede resultar bastante más baja.

Otro de los consejos más recomendables es que cada vez que quieras comprar cualquier cosa utilices la calculadora de tu móvil, ya que la mayoría de las veces será difícil hacerte a la idea del cambio de euro y su precio de manera mental y esto puede llevar a la confusión de lo que pueda ser o no barato o caro.

Acuérdate que tu presupuesto depende de este tipo de gestiones y mantente alerta y bien documentado para que no se resienta y puedas disfrutar de ese destino de la mejor de las maneras.