Cómo NO planear un viaje en pareja

06 Dic Cómo NO planear un viaje en pareja

La red está repleta de consejos para viajar en pareja, especialmente por primera vez pero, ¿No sería más interesante saber cómo no planear un viaje en pareja? Le damos las vueltas a los mitos típicos y te damos algunas recomendaciones para que ese viaje sea maravilloso. En el caso de que vayáis al extranjero recordad, además, que es importante tener paciencia y perder la vergüenza.

6 cosas que no hacer cuando quieras planear tu viaje en pareja

#1.No planificar: Especialmente si es el primer viaje, se tiende a pensar que hay que dejar lugar a la improvisación y viajar sin timón. Pues bien, esto queda muy bonito en las películas pero entre tu pareja y tu puede suponer el inicio de una discusión muy larga. Es natural que parte de los planes se tuerzan pero en todo caso te resultará interesante poder planificar en común antes de que viajéis.

#2.Dar por sentado que los dos queréis el mismo viaje: Las parejas ceden. Eso todo el mundo lo sabe pero lo que no se debe hacer es no hablar las cosas. Comunicar es muy importante. Es tan importante que si no dejáis claro el tipo de viaje que queréis, el ritmo que queréis asumir y demás, puede que terminéis desganados.

#3.Hacer un primer viaje mochilero de un mes: Aunque pueda pareceros una idea estupenda (y algunas parejas si que están preparadas para este viaje después de varias experiencias), no sucede lo mismo en el caso de que sea vuestro primer viaje en pareja. Lo mejor es que en esta primera aproximación optéis por una escapada de unos días y que sea a un apartamento u hotel. Si queréis darle un toque de aventura, podéis alquilar un coche y conocer más del lugar. En el caso de que prefiráis hacer un buen viaje mochilero de varias semanas, no olvidéis planearlo bien y, sobre todo, hablar, hablar y hablar con la pareja. Es la clave para poder disfrutar de un viaje sin sobresaltos.

#4.Estar todo el tiempo juntos: Vamos a ver. Si vais a pasar cuatro días juntos es obvio que pasaréis todo el tiempo juntos (especialmente si os encontráis al principio de la relación). Esto no es así en el caso de que paséis varias semanas juntos. Abríos a conocer gente o elegid vuestros espacios propios. Hay momentos en los que quizás uno no quiere ir a un museo o a una cafetería a leer pero el otro sí. Respetar esto es fundamental.

#5.No respetar los horarios de sueño del otro: Es un clásico que al principio las partes de la pareja se adapten al otro pero si en un viaje no se respetan los ritmos de sueño mutuamente es muy probable que existan fricciones. ¿Que tu eres noctámbulo y la otra parte diurna? Llegad a un término medio. Si tú eres incapaz de dormir menos de 9 horas y la otra parte con 6 horas tiene suficiente, programad unas horas de ir a dormir diferentes o que la persona que menos duerma, haga planes alternativos para esas horas del día. ¡Estáis de vacaciones!¡No tenéis por qué sufrir!

#6.Ser un ente en vez de dos seres humanos pensantes: No nos engañemos. Eso de la fusión romántica es un cuento y lo sabes. Por eso, tened claro cuáles son los lugares que queréis ver juntos y cuáles aquellos que podéis ver por separado. No todo tiene que ser una fusión. Si queréis un viaje de este tipo, la mejor opción es un Todo Incluido o similar.