Cómo garantizar el alojamiento barato en Europa

28 Abr Cómo garantizar el alojamiento barato en Europa

B¿Viajas a Europa por primera vez y no quieres pagar cantidades astronómicas por un hospedaje?

Te facilitamos el trabajo con unos sencillos consejos con los que descubrirás maneras de alojarte de manera low cost sin tener que renunciar por ello a un buen hotel.

Sin duda alguna, el alojamiento barato es uno de los requisitos para que un viaje or Europa no se arruine ya que se logrará na garantía muy atractiva para garantizar el mejor de los alojamientos baratos en Europa. A grandes rasgos, el alojamiento en Europa varía bastante ya que mientras que en ciudades como Budapest o Zagreb será barato, en otras urbes como Copenhague los precios se dispararán.

Ideas para encontrar el alojamiento más económicos

Si hay una moneda local, paga con ella: El cambio suele ser más costoso por lo que resultará interesante para ahorrar unos euros con tan solo este sencillo detalle. Esto se extiende a otras cuestiones como en el caso de que se quiera pagar con tarjeta o en efectivo. Infórmate antes de pagar de que las tasas estén incluidas ya que sucede en muchos casos que la tarjeta de crédito lleva un recargo bastante alto en el extranjero.

Elige apartamentos de particulares: En las agencias de viajes se han diversificado enormemente los alojamientos hasta el punto de que en muchos casos son particulares los que, previa legalización de la situación de arrendamiento, proponen su entorno habitual o segundo piso como lugar de vacaciones. Esto tiene una ventaja añadida ya que esta clase de alojamientos suelen atraer algunos beneficios como un guía turístico casual o, incluso, un chef de productos originarios.

Un hotel puede ser como un hostel: O lo que es lo mismo, los hostels suelen tener habitaciones dobles y sus precios suelen ser más económicos que en los hoteles. ¿La mejor parte? Cuentan con cocina y con todo lo que un hostel, convirtiéndolo en un apartamento y un hotel a partes iguales. Los hostels, además, proponen un  modelo, siempre más abierto para los viajeros, de tal modo que estos podrán disfrutar de travesías más atractivas.

B&b solo en temporada baja: En temporada alta, los bed and breakfast pueden llegar a ser en Europa aún más costosos que un hotel. Es por ello que reservarlo será para la temporada baja. Estos hospedajes son similares a las casas de huéspedes en ciudades como Dublín y también son muy atractivos en temporada baja o media.

Garantía para encontrar un hotel perfecto y barato

Si se está buscando un hotel a toda costa y no se quieren encontrar otras designaciones de hospedajes, los hoteles se habrán encontrado de una manera muy completa gracias a que contarán con indispensables posibilidades tales como reservar en temporada baja, conseguir un alojamiento sin el desayuno incluido o bien elegir opciones de hotel con cama de matrimonio ya que las tarifas suelen ser más bajas.

Al respecto, las ciudades más baratas en Europa para viajar de hotel son Budapest, Bucarest, Belgrado, Praga, Varsovia o Cracovia. Las ciudades más caras, por contrapartida, son tanto París como Copenhague, Viena, Berna o Roma. Hay muchas otras con un coste intermedio como sucede en el caso de Atenas o Berlín.

Consejos para los viajes en interrail en primavera 2014

Los servicios ferroviarios de interrail se pusieron muy de moda a principios de este nuevo siglo porque conjugaban la magia de viajar en tren con la posibilidad de conocer numerosas ciudades europeas. No sin razón se convertirían en un referente para los jóvenes menores de 26 años. Sin embargo, con los últimos cambios operados en Renfe, se ha pasado de un modelo de viaje ideado para la juventud a un modelo para cualquier viajero que así lo desee. Es por ello que cada vez son más lo que se deciden por esta clase de travesías. Sin lugar a dudas uno de los rasgos principales se encuentra en su versatilidad aunque debemos dar algunas recomendaciones para los viajeros que quieran tomar parte en este medio de transporte y modalidad de viaje.

Recomendaciones para viajar en tren en interrail

Viaje por un país o por varios: Existen opciones para todos los gustos. Las zonas son los grupos de países que el viajero selecciona. Hay divisiones por zonas de dos o tres países, de un solo país e, incluso, una “tarjeta” que ofrece los precios más interesantes en todos los países participantes. Sin embargo, estos deben ser tenidos en cuenta con plena consciencia ya que, como se imaginarán los viajeros, son más costosos los interrailes cuantas más zonas se incluyan. Así, si se quiere viajar durante una semana, será recomendable hacerlo solo por un país mientras que si son 15 días, una o dos zonas son interesantes. Para travesías de 22 a 30 días, en ese caso entraría o una zona con varios países o , por el contrario, todos los países para viajar libremente por Europa.

Los precios varían teniendo en cuenta la edad de una manera muy acusada. Los menores de 26 años tienen grandes ventajas con precios hasta un 30% más rebajados. Los Los mayores e 65 años también cuenta con grandes descuentos. El resto disponen todos ellos de la tarifa de adultos. En cualquier caso, compensa la tarifa más alta en el caso de que se viaje durante un mes, en caso contrario puede ser un derroche de dinero ya que el tiempo de duración de cada viaje elimina gran parte del tiempo disponible. También se debe destacar lo concerniente a las restricciones en el billete. Se trata de una de las mayores sorpresas para muchos viajeros que llegan a los trenes internacionales y se encuentran con que no todos los billetes valen. Para empezar solamente valen los billetes de segunda clase y para continuar, en Europa es común que la reserva de asiento se pague aparte, teniendo en cada caso un precio de cinco euros.

Asimismo, el interrail puede ser muy útil valiéndose de un consejo complementario; viajar por la noche para ahorrar noches de alojamiento. Esto, obviamente, no es viable para toda clase de viajeros pero los más jóvenes pueden ahorrarse un tanto por ciento muy importante del precio total del billete. En algunos casos habrá que pagar un extra pero en la mayor parte de los casos no será necesario ya que suelen tener precios similares, a diferencia de España porque las características son similares a los trenes diurnos por lo que la diferencia de precios suele ser mínima o no existe.