5 motivos para apuntarse a la filosofía Slow Travel en 2018

07 Feb 5 motivos para apuntarse a la filosofía Slow Travel en 2018

Viajar en Tren - Travel2beEs uno de los términos de moda del dos mil diecisiete y parece ser que continuará esta tendencia en este año que entra. Y es que el Slow Travel invita a disfrutar de los lugares con tranquilidad y sin estresarse con verlo absolutamente todo. Es un concepto que está muy vinculado a alejarse lo máximo posible de la ansiedad cotidiana que se genera por las obligaciones, el trabajo y las relaciones personales. Te invitamos a que conozcas mucho más acerca de cada uno de los motivos que mueven a cada cual a disfrutar de los rincones más hermosos y de una experiencia global con tintes intensos sin perder la perspectiva de lo que quieres hacer.

Slow Travel: 5 razones por los que es tendencia

#1.Apúntate a las Slow Cities: Más allá de los grandes núcleos urbanos, de las ciudades masificadas por el turismo, nos encontramos con algunos destinos alejados de todo y de todos que cuentan con infinidad de actividades de interés. Es el caso de las zonas verdes y de la arquitectura medioambiental de ciertos lugares. Se trata de una manera difícil de aburrirse ya que todo se basa en conocer más y mejor el entorno.

#2.Vacía tu agenda de anotaciones sobre lugares que visitar: Está bien conocer lugares patrimoniales y obviamente no se puede dejar de viajar a algunos países sin visitar determinados sitios pero te recomendamos que lo hagas con calma y que te alejes de las fechas y momentos del día más concurridos. Relájate, siéntate y observa el lugar con diferentes luces. Saborea cada momento y huele los aromas de los grandes monumentos naturales y artificiales del mundo.

#3.Visita los bares, restaurantes y tascas alejados de las zonas turísticas: Como ya hemos comentado, si quieres conocer más acerca de los principales centros del turismo, puedes hacerlo pero no te pierdas la oportunidad única de alejarte un poco más del mundanal ruido. Visita esos bares y restaurantes que están fuera de los recorridos turísticos y, sobre todo, disfruta conociendo cada uno de los destinos más interesantes que puedes llegar a visitar. No dejes de conocer cada cuál. ¡No te decepcionarán!

#4.Haz menos fotos y guarda más recuerdos: Las fotos están bien y tampoco nos vamos a ir al extremo contrario pero quizás deberíamos limitarlas porque, ¿Cuántas sacábamos antes durante un viaje? Algunos recordamos esas míticas cámaras desechables. Comprábamos dos o tres carretes de treinta y seis fotos y nos sobraban. No queríamos malgastar ni una foto aunque, la verdad, no era ni de lejos lo más relevante de los viajes. Hoy todo parece que ha de ser inmortalizado pero, en ocasiones, lo peor que se puede hacer es pasarse inmortalizando lugares que todos conocen y de los que puedes encontrar mejores fotos en google.

#5.Puede que tu bolsillo también te lo agradezca: Parece que existe una fiebre generalizada por ir cada vez más lejos, por acudir a playas a miles de kilómetros de dónde vivimos. La realidad es que nos hemos negado a ver que tenemos esos mismos paraísos naturales a escasos cientos de kilómetros de nuestro hogar. Sucede en el caso de las playas de Menorca o de La Graciosa, de las Islas de Sao Miguel o Madeira. Ocurre si viajas a El Aaiún. Todo esto está a menos de 3000 kilómetros de donde vives y es bastante económico debido a que hay conexiones habituales. No significa viajar más lejos con tu cuerpo, sino hacerlo con tu mente.