Viena en verano: una preciosa ciudad verde

26 Jul Viena en verano: una preciosa ciudad verde

La ciudad vienesa te encantará, sobre todo porque en los meses veraniegos se trata de un destino que es concurrido a la par que verde. Si ya has visitado su mítico Palacio y Museo Belvedere, si has paseado por AleksanderPlatz e, incluso, te has atrevido a comprar alguna prenda de ropa, o si has conocido los tesoros que se ocultan a orillas del río Danubio, estás preparado para dar el siguiente paseo y disfrutar de la Viena más verde. Esta ciudad te dejará completamente ensimismado y, sobre todo, te encantará conocer más acerca de ella.

Karlsplatz y el hermoso parque de la belleza vienés

Aunque ya está adquiriendo cierta atención por parte de algunos viajeros, lo cierto es que Karlsplatz sigue siendo ignorada por miles de turistas que, anualmente, no lo encuentran en sus guías de viajes. Para conseguir disfrutar de este lugar no hace falta gran cosa ya que se encuentra a unos escasos 15 minutos del centro neurálgico de la ciudad y, de hecho, hay una parada de metro que te deja justo a los pies de este parque. ¿Qué es lo que te puedes esperar aquí?

En primer lugar, te encantará sus espacios verdes en los que podrás ver a decenas de vieneses que aprovechan su tiempo para comer tumbados plácidamente en la hierba y comiendo animadamente junto a la fuente que está a los pies de Karlskirke. Esta iglesia es una verdadera maravilla del mismo estilo arquitectónico que puedes encontrar en toda la ciudad de Viena.

Si tienes interés en la escultura y sabes quién es Henry Miller, puede que te guste saber que una de sus esculturas es la que se encuentra junto a la fuente. Este parque no deja de sorprender al viajero y, sobre todo, te resultará interesante conocer más de él si lo que estás persiguiendo es  disfrutar de un buen café en un ambiente bohemio y vanguardista. Es entonces cuando irás a la Cafetería Karlsplatz y podrás disfrutar de tu café (por tres euros, eso sí) y de una terraza o de sus interiores. No te arrepentirás de vivir esta experiencia. ¡Te lo garantizamos!

Disfruta de Viena en pocos consejos

La ciudad de Viena no es económica por regla general o, más bien, no lo son sus hoteles céntricos, sus bares y restaurantes. Sin embargo, todo depende de cómo organices tu visita. En la actualidad, puedes encontrar infinidad de alojamientos económicos. En el caso de que quieras comer barato, podrás hacerlo en pleno centro gracias a dos opciones; la primera de ellas es tomar un delicioso perrito caliente vienés con una cerveza austriaca (unos 7€ por persona). La segunda no es menos interesante ya que tienes a tu disposición cadenas de comida rápida asiática como “Noodles”.

Esta maravilla tiene su franquicia en pleno centro y podrás comer en este lugar sushi variado y pasta por unos 8-10€ por persona. Es decir, Viena es caro pero todo depende de cómo busques. Si eres de los que gustan de los detalles, no dejarás de ilusionarte con las posibilidades que te ofrecen estos rincones.