Ventajas e inconvenientes de las escalas aéreas

24 Oct Ventajas e inconvenientes de las escalas aéreas

Facturación - Vuelos low cost, vuelos baratos con Travel2beLas escalas aéreas suelen ser consideradas un estorbo en el momento de realizar un viaje. A este respecto, suele darse el caso de que los viajeros tienden a preferir pagar más por sus vuelos a realizar escalas durante sus viajes. Sin embargo, ¿Hasta qué punto es cierto que las escalas son tan negativas para el usuario?

Estas suelen atraer consigo una serie de ventajas e inconvenientes que merece la pena que sean analizados para poder llegar a una conclusión en lo que se refiere a si las escalas son o no son tan deseables como cabría esperar.

Inconvenientes de realizar escalas aéreas

  • Pérdida de tiempo. Esta suele ser la  principal de las razones por las que los viajeros detestan las escalas o transbordos. Las largas esperas en el aeropuerto o bien dentro del avión así como, en algunas ocasiones, verse forzado a pernoctar en las inmediaciones del aeropuerto debido a vuelos a los que separan las suficientes horas como para que despeguen en días diferentes, es un hándicap que en ocasiones resulta muy molesto, especialmente para aquellos que quieren viajar durante poco tiempo o que vuelan muy a menudo.
  • Precios más caros. Esta afirmación es relativa pero en ocasiones ocurre que, además de que un vuelo tenga escalas, también resulte caro. Esto se da principalmente porque se combinan diferentes compañías aéreas o bien por el incremento que suponen las tasas a este respecto.
  • Aburrimiento. Aunque no se mencione normalmente, lo cierto es que disponer de 10 horas en un aeropuerto no es de las situaciones más entretenidas que existen, aun más si este aeropuerto es de los que se encuentran alejados de la urbe en la que se realiza la escala. Suele ser común que el pasajero no salga a la ciudad colindante porque se encuentra a distancias que rondan los quince kilómetros.

Ventajas de realizar escalas aéreas

  • Ocio improvisado. Tantas horas de espera brindan la posibilidad de realizar muchas de esas labores o actividades de ocio que normalmente no se realizan porque no se tiene tiempo. En estos casos se puede leer, escribir, pintar, pasar un tiempo de charla en el caso de que se vaya acompañado o incluso llevarse parte de los papeles del estudio o trabajo.
  • Visita a una ciudad desconocida. En el caso de que sea necesario pernoctar y, aunque en muchos casos dé pereza, a la larga el viajero agradecerá enormemente poder contar con la posibilidad de disfrutar de una cena agradable y un alojamiento en la ciudad. Por supuesto esto supone un gasto pero si se prevé no tiene por qué ser de cantidades altas.

Precios más baratos. Es la otra cara de la misma moneda. Aunque, en ocasiones, suela ser más costoso un vuelo combinado, esto se suele dar cuando el lugar de destino no dispone de directos desde el punto de origen. Sin embargo, se pueden encontrar vuelos extremadamente económicos si se sabe buscar y combinar diferentes compañías aéreas. Como recomendación, el pasajero deberá recordar que no se olvide de revisar que tanto el vuelo hacia la ciudad de escala como después el que va al destino, pertenecen al mismo aeropuerto en el caso de que sea una ciudad con varias terminales.