Venecia: viajar a sus rincones ocultos

23 Ene Venecia: viajar a sus rincones ocultos

Italia - Vuelos baratos - Travel2beVenecia es uno de los destinos europeos con más bagaje en el turismo internacional, gracias a una larga historia en el continente plagada de exotismo, arte, literatura y tradiciones paganas, que han llegado a conquistar a viajeros de todo el mundo durante siglos.

Aunque no es uno de los destinos low cost de Europa, Venecia mantiene un nivel alto de afluencia turística, con una oferta cultural y de ocio de las más auténticas y bastas del mundo, constituyendo esta ciudad italiana una obra de arte en sí misma, cuyos enclaves más carismáticos –como la Plaza y Catedral de San Marcos- han sido representados y visitados por viajeros de todos los rincones del globo.

Sus tesoros urbanos son muchos y muy conocidos, pero la capital de la región del Veneto alberga, además, multitud de rincones todavía fuera de las grandes masas de visitantes que suelen plagar la ciudad a lo largo del año, llenos de belleza y pintoresquismo, que complementan una de las ciudades más deseadas para visitar y la convierten en uno de los destinos más interesantes en cuanto a densidad de enclaves atractivos y con encanto de todo el mundo.

Lugares de interés fuera del circuito turístico

Venecia es mucho más que la Plaza de San Marcos con su majestuosa basílica o las excelencias de su hermoso Palacio Ducal, lugares de máximo interés como:

La Isla de San Servolo, al sureste de San Giorgio Maggiore, a 15 minutos en vaporeto del casco urbano de la ciudad, un rincón sacro perteneciente antiguamente a la orden de los benedictinos, donde se esconde uno de los museos más curiosos e interesantes de Italia, el Museo de la Locura –Museo de la Follia- de Venecia, cuya visita resulta una experiencia inolvidable para el viajero.

El Palacio Fondaco dei Turchi es otra de esas obras arquitectónicas de marcad carácter artístico y con todo el sabor veneciano, cuyo interés reside particularmente en albergar el Museo Cívico de Historia Natural, en un bello edificio de estilo renacentista a orillas del canal.

La Iglesia de San Francisco de la Vigna es una de las obras religiosas y templos más desconocidos de la ciudad de Venecia, cuya fachada, diseñada por el artista Andrea Palladio es una de las más hermosas de la ciudad de los canales y que junto a su interior, repleto de insignes obras es uno de los rincones más sugestivos donde poder disfrutar del mejor arte sacro veneciano sin aglomeraciones.

Otra de las iglesias discretas y bellas cuyo interés resulta mucho más rentable que su número de visitas es la de Santa María dei Miracolli, una pequeña iglesia de barrio en el Ghetto de Venecia, que destaca por su belleza de mármol y su estilo eminentemente humanista de época renacentista. También la Catedral de Sta. Marias Assunta merece la pena de ser visitada, tanto por su discreción como por sus obras bizantinas y románicas.

En Venecia existen pintorescos lugares como el Mercado de Miracolli, en el Campo de Santa María Nova, que aunque no es el único mercadillo al aire libre, esconde verdaderas joyas en cuanto a curiosos objetos que datan de épocas lejanas como el siglo XIX o los años 30 y la II Guerrra Mundial.

Las sinagogas del Ghetto son otros enclaves de gran interés apenas visitados, que esconde lugares como el Musero Hebraico o la sinagoga alemana o Scola Tedesca, que junto a Malamocco, una especia de Venecia en miniatura de época medieval, constituyen los lugares menos masificados y más interesantes de la ciudad.