Vacaciones en Roma: qué visitar en dos días

09 Jul Vacaciones en Roma: qué visitar en dos días

R¿Te vas de vacaciones a Italia y tienes poco tiempo para dedicárselo a la capital italiana? No hay problema. Con esta pequeña guía podrás conocer los lugares de interés más importantes en la ciudad y disfrutarás a lo grande gracias a las visitas tranquilas sin necesidad de saturarte con largas búsquedas. Si estás pensando en hacer de tu viaje el momento más especial de tu vida esta será la manera. Conseguirás conocer esos rincones típicos en Roma tranquilamente en una toma de contacto que, de seguro, te llevará a querer volver. ¡Empieza la visita de dos en tus vacaciones en Roma!

5 rincones de visita obligada en Roma

Estos son los rincones que hemos preparado para ti. No son los únicos por lo que si te sobra tiempo puedes conocer también la bella isla Tiberina o el animado barrio de Tratevere que es también uno de los que mayor vida nocturna tienen. ¡Vive Roma!

Los cinco lugares qué visitar en Roma

1. El foro romano: El primer día en Roma es un lugar única para visitar, en gran medida porque se encuentra al lado del Coliseo por lo que descubriremos ambos sitios de interés a la vez. El precio por adulto es de 12 euros aunque si eres menor de 25 años lo encontrarás por 7,50 euros. Para los menores de esta edad la entrada es gratuita. Descubre cada rincón del foro desde las 8,30 horas y disfruta de cada una de sus zonas. Una verdadera ciudad que emerge de la capital italiana.

2. El coliseum: Junto al foro conocerás una de las 7 maravillas del mundo moderno sin despeinarte. Se trata del mágico Coliseum. Muchos son los viajeros que lo ven solamente en su fachada y exteriores ya que la entrada con el foro y el Palatino tiene un precio total de 40 euros para los adultos. Merece la pena si vais a dedicar ambos días a ver estos monumentos. En caso contrario te recomendamos que conozcas más lugares de la ciudad en tu primera toma de contacto con la ciudad. El coliseum es, no obstante, monumental desde fuera y no decepcionará en ningún momento. Si además se quiere contar con las mejores propuestas, se lograrán fácilmente gracias a que será posible gozar de las mejores propuestas.

3. La fontana di Trevi: Es otro de los rincones de la ciudad de visita obligada. No tiene precio en todos los sentidos y puedes descubrirla fácilmente debido a que se encuentra muy cerca del panteón de Agripa. Puedes aprovechar la visita para ver ambas y esto es posible hacerlo en el mismo día siempre y cuando no hayas perdido más de una mañana en el foro y el coliseo. La tradición manda y cuando llegues a esta mítica fuente deberás pedir tu deseo y arrojar la moneda. Millones de deseos llegan cada día a la fontana que son recogidas anualmente por la ingente cantidad que se acumula.

4. El Vaticano: Porta el título del país más pequeño del mundo y merece la pena ya solo por contemplar el maravilloso basilisco en su plaza. Puedes descubrir los tesoros de la basílica de San Pedro, la tumba de este, las pinturas y frescos del grandísimo Miguel Ángel y su mítica Capilla Sixtina. La entrada al Vaticano requiere de aduana por lo que debes tener cuidado con las pertenencias que llevas en el momento de acceder. Las diferentes visitas a los jardines, la basílica, la capilla sixtina y la cupula cuentan con precios que van desde los 15 euros en adelante y que ofrece paquetes. Merece la pena perder un día entero en El Vaticano.

5. El panteón de Agripa: Si visitas la Fontana di Trevi no te puedes perder el bello Panteón. La entrada es gratuita y no decepciona. En su exterior se aglomeran docenas de personas para contemplar el panteón desde el exterior. Es común ver a los turistas esperar una vez que han salido del panteón. Un pequeño detalle de esos que merecen la pena en cualquier viaje que quieras emprender.

…Y tres cosas más que no te puedes perder en tu viaje a Roma

Tomar algo en el barrio de Trastevere: Es uno de los más conocidos de la ciudad tanto para salidas nocturnas como para ir de cena. Se trata de una visita obligada, especialmente si no eres de los viajeros muy habituados a pasar 48 horas viendo monumentos. Trastevere suele tener sus bares abiertos hasta las 2 de la mañana aproximadamente.

Visitar la Isla Tiberina: Es obligatorio en todos los sentidos ya que se trata de una de las grandes curiosidades de Roma. Se yergue sobre el Tíber y merece la pena para dar un paseo por la zona que se incluye entre las Metamorfosis de Ovidio.

Tomar un capuccino en alguna callejuela del centro: Roma está llena de estrellas y hermosas callejuelas en dónde encontrarás cafeterías de ensueño. No dudes en pedir un café en alguno de ellos y disfrutar del bullicio de la capital italiana.