Turismo gastronómico en Donostia: bien y barato

13 Jun Turismo gastronómico en Donostia: bien y barato

San sebastián - Travel2beEn la costa del Golfo de Vizcaya se encuentra uno de los municipios norteños españoles con más tradición turística y mejor hacer de nuestra geografía: San Sebastián (Donostia en euskera).

La capital de la provincia de Guipúzcoa, además de encontrarse tan sólo a 20 km de la frontera con Francia, constituye uno de los más famosos destinos turísticos de España, con enormes atractivos de eminente importancia como la Playa de la Concha –centro neurálgico del turismo en Donostia- o su Festival de Cine anual, que congrega a miles de seguidores y cinéfilos cada año. ç

La ciudad, famosa además por su hospitalidad, ofrece al visitante una oferta cultural y de ocio muy amplia, reforzada sobre todo por su excepcional gastronomía, que es uno de los principales reclamos turísticos y de la que el visitante siempre queda encantado.

Una ciudad maravillosa para visitar esta primavera o verano y que en 2016 será Capital Europea de la Cultura.

El buen arte de comer en San Sebastián

Uno de los mayores atractivos de viajar al País Vasco es su grandísima y rica gastronomía, siendo, probablemente, uno de los lugares del mundo donde mejor se come, y Donostia –San Sebastián- es sin duda alguna el centro gastronómico de su cocina internacionalmente famosa y extendida.

Su fama gastronómica mundial es una marca bien merecida a la que hay que quitar el tópico de que comer bien en Donosti es caro.

Nada más lejos de la realidad, aunque la ciudad no es precisamente una de las más baratas de España, los precios en sus numerosos restaurantes es asequible a cualquier bolsillo del visitante y existen multitud de opciones para saciar el apetito que una ciudad tan hermosa y sugestiva suele producir en el viajero.

Una de las actividades más comunes que suelen realizarse cuando vamos a Donostia es ir de pintxos por el casco viejo.

Allí se puede cenar bien y barato de pintxos, pero hay que elegir bien a qué sitios se desea ir, y saber el precio que tiene cada pintxo, para lo que ir moviéndose por las diferentes tabernas que hay y probar algún pintxo de cada una sin quedarse todo el rato en la misma tasca es un buen consejo.

De esta manera, además de poder comprobar los precios y evitar sorpresas desagradables al pagar, se podrá elegir entre una mayor variedad de platos.

Por supuesto que también habrá que estar alerta con cuanto bebemos, ya que cada zurito -vaso de txakoli- sidra, caldo o mosto que nos bebamos cuenta a la hora de pagar.

Otro buen consejo es no descartar llevar nuestra propia botella de agua en el bolsillo para calmar la sed mientras vamos de un bar a otro.

Pero no solo de los famosos pintxos vive la gastronomía de Donosti, la gastronomía vasca ofrece al mundo y sus visitantes otros dos platos característicos: el txuletón y el pescado.

En la misma ciudad encontramos diversos restaurantes de encanto y gran servicio especializados en carne o en pescado, y al visitante no le cuesta demasiado encontrar un lugar adecuado donde podamos disfrutar de un buen txuletón a la brasa o de un bacalao a la donostiarra por un precio que se adapte a cada posibilidad económica.

La clave para disfrutar la rica cocina vasca y donostiarra está en tener paciencia y mirar bien, ya sea cuando pasamos por la puerta de un restaurante mientras hacemos turismo o al buscarlo expresamente, para lo que está bien contar con la agencia tu agencia de viajes de preferida o con ayuda de internet.