Recomendaciones para viajar en época de crisis

16 May Recomendaciones para viajar en época de crisis

Vuelos low cost - Travel2beCon la crisis económica y la disminución de los ingresos, hoy en día son muchas las personas que viajan con un presupuesto mucho menor y que buscan una oferta que se adapte a sus necesidades y a su bolsillo.

Afortunadamente, en la actualidad, existen muchas maneras low cost de viajar y aprovechar las múltiples ofertas que se ofrecen desde el sector turístico nacional e internacional, tanto con vuelos de bajo coste como las ofertas muy económicas en alojamientos y destinos en los que el precio de la vida tiene un coste menor.

A continuación, daremos una serie de consejos prácticos para poder viajar ahorrando lo máximo y gastando lo mínimo que harán que no te quedes en casa porque tu presupuesto sea pequeño.

Reservar un destino asequible

Las elección del destino es la clave para que un viaje resulte barato y se ajuste a nuestro presupuesto bajo.

Habrá que reservar para esto un lugar asequible para nosotros, que se encuentre no muy lejano y al que se pueda acceder en coche o en tren, aunque el autobús sigue siendo la opción más económica para viajar si no se precisa de vehículo propio.

Si se prefiere un viaje a un destino internacional, la opción pasa sin duda por un billete en avión en alguna de las compañías low cost como Ryanair y que cada vez ofrecen más lugares donde poder viajar.

Reservar un alojamiento económico

Existen muchas maneras de alojarse en un lugar económico en el centro de la ciudad o del destino que hayas elegido acorde a tu niel de presupuesto.

En las grandes ciudades, los hostales y las pensiones poco tienen que envidiar actualmente a muchos hoteles de nivel medio y la ventaja es que están situados en el centro.

Si has elegido un entorno natural, existen igualmente muchas casas rurales muy económicas que merecerán enormemente la pena y con el mejor servicio.

Aprovechar las ofertas

Aprovechar las ofertas que los alojamientos lanzan en las diferentes épocas de año es un elemento clave para viajar con un presupuesto ajustado.

Viajar en meses de temporada baja es la mejor opción para que el precio de los alojamientos y el de la hostelería resulte más barato, durante los meses de octubre a mayo.

Además todas las ciudades tienen muchos lugares que visitar y que son gratitos o están al aire libre.

Ser nuestros propios guías

Ahorrar en guías y en servicios de visitas a los distintos monumentos o centros de interés de la ciudad o el destino elegido es una opción de ahorro para los que viaja con bajo presupuesto.

Existen múltiples páginas web donde informarse de estos monumentos y lugares de interés sin la necesidad de pagar una tarifa por un recorrido cultural guiado.

Igualmente, una tarjeta turística que incluya las visitas completas a museos y otros centros suele ahorrar un importe notable en el presupuesto abaratando el precio de las visitas

Ahorrar en la comida y las compras

Los restaurantes de comida rápida barata son una buena opción si no se tiene mucho presupuesto, y la variedad de comidas y restaurantes de este tipo suele ser muy amplia.

Y para las compras, los mercadillos urbanos es una alternativa irresistible, se tenga o no presupuesto, donde los artículos son mucho más baratos y tienen un encanto mayor para un suvenir o recuerdo y con precios que están mucho más baratos que en cualquier tienda céntrica sea del tipo que sea.