Qué visitar en Denizli y alrededores

28 May Qué visitar en Denizli y alrededores

Al igual que sucede con otros destinos turísticos, la ciudad Denizli y alrededores destacan por su entorno natural y monumental. La ciudad de Denizli en sí no es una localidad histórica, pero es probablemente donde establecerás tu centro base. Esta ciudad de más de cuatrocientos mil habitantes tiene aeropuerto propio que proporciona al viajero la posibilidad de volar desde Estambul. Pero, desde luego, lo que hay que ver no está en la ciudad sino en toda la provincia Denizli. Desde el lago Salda hasta Pamukkale, te hablamos de todos sus tesoros, de cómo llegar hasta ellos y, en definitiva, de qué visitar en Denizli y alrededores. ¡Abróchense los cinturones porque estas vacaciones van a ser moviditas!

Cómo llegar a la ciudad de Denizli

Para llegar hasta esta ciudad en el Egeo es preciso viajar en avión, porque aunque puedes hacerlo en coche o autobús, esto te llevará demasiadas horas y poca compensación. Desde Estambul puedes tomar un vuelo a Denizli gracias a las conexiones aéreas regionales de Turkish Airlines. Si viajas desde España, encontrarás conexiones aéreas directas con esta compañía a Estambul y, si tu escala dura más de 6 horas, puedes adquirir un free tour gratuito por Estambul en tu espera para tomar el avión a Denizli. Solo debes informarte en el mostrador del Aeropuerto de Atatürk de Estambul.

Si tu escala tiene una duración superior a 20 horas, Turkish Airlines te proporciona alojamiento durante la estancia y te garantiza que llegarás a tu vuelo a tiempo. Hay 4 vuelos diarios de esta compañía aérea.

La duración del vuelo entre Estambul y Denizli es de apenas 1 hora y 15 minutos.

7 lugares imprescindibles que visitar en Denizli y alrededores

Prepárate para conocer algunos de los rincones más mágicos de la provincia de Denizli y, posiblemente, de todo Turquía. Para organizar tu viaje no dudes en apuntarte estos consejos acerca de cómo llegar a cada lugar.

Pamukkale

Sólo con saber que traducido del turco Pamukkale significa “castillo de algodón”, ya nos entra la curiosidad de conocerlo. Su clima templado en comparación con el de otras zonas del país ha permitido que se genere una zona natural en la que el agua atesora cantidades ingentes de calcio y bicarbonatos, dándole un aspecto que emula a las nubes de algodón. Son los travertinos de colores en cascada los que hacen las delicias de los viajeros. Está considerado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde su inscripción en el año 1988. En Pamukkale se sitúa también Hierápolis, de la que hablaremos a continuación.

Cómo llegar: Situada a tan solo 20 kilómetros ciudad de Denizli. Puedes llegar en una de las excursiones organizadas, en las que también visitarás otros lugares como Hierápolis, o puedes llegar en autobús por unas 25 liras. Hay varios horarios y combinaciones.

Precio: La entrada a las terrazas cuesta 20 liras. Puedes combinar esta entrada con el acceso a Hierápolis.

Horario: El horario es de 8:00 a 00:00 horas aunque la última entrada tiene lugar a las 8 de la tarde.

Hierápolis

Esta belleza que recuerda a Éfeso, también en Turquía, es una antigua ciudad clásica helenística que aunque actualmente está en ruinas, se conserva en muy buenas condiciones, especialmente algunas edificaciones como su anfiteatro romano.

Pamukkale es su emplazamiento actual y forma parte de la denominación de este Parque Natural como Patrimonio de la Humanidad, por el que recorrerás la necrópolis, la tumba y martirio de San Felipe, los baños romanos, la fuente monumental, el anfiteatro, el templo de Apolo y Plutonio.

Cómo llegar: De la misma manera que a Pamukkale.

Precio: Combinado con Pamukkale son 40 liras.

En estas ruinas de Hiérapolis se encuentran los baños termales conocidos como “Las piscinas de Cleopatra”, las piscinas donde según los estudiosos acudía a bañarse Cleopatra VIII, hija de Marco Antonio y Cleopatra. Puede que además, sea la única piscina en el mundo que contenga ruinas en su interior, por lo que bañarte en estas aguas es sin duda una experiencia única.

Precio: 30 liras.

Caravansaray Selyúcida

Un caravansaray o caravasar (persa), literalmente “palacio de caravanas”, es un antiguo tipo de edificación utilizado desde el siglo X donde pernoctaban los comerciantes, peregrinos, militares que llegaban en caravanas. Los caravansarays servían para que todos aquellos que hacían largas caminatas pudieran realizar paradas para descansar. Equivaldría a los actuales hostales. El Caravansaray Selyúcida concretamente fue edificado en el siglo XIII.

Cómo llegar: Está situado a solo 6 kilómetros de la ciudad de Denizli. Hay viajeros que incluso van a pie.

Precio: Gratuito.

Horario: No cierra.

Montaña Honaz

Con sus 2.571 metros es la montaña más alta de la región del Egeo y un destino habitual de los viajeros que quieren diversificar entre visita cultural y aventura. Además durante los meses de invierno, debido a que la montaña suele estar nevada, se convierte en uno de los lugares más concurridos entre los residentes de Denizli.

Cómo llegar: Situado a unos 17 kilómetros de la ciudad de Denizli, hay transporte público diario ya que a sus pies hay diversas localidades.

Laodicea

Esta antigua ciudad que formó parte del Imperio Seléucida existe desde el siglo III a.C y es una de las ruinas más visitadas de la provincia. Fue una importante ciudad comercial, ya que estaba ubicada entre dos importantes rutas. En la actualidad se puede visitar el anfiteatro así como el odeón, la cisterna, el estadio o el acueducto. También los baños termales y el ninfeo.

Cómo llegar: Es la visita que más cerca está de la ciudad de Denizli, a tan solo 6 kilómetros. Hay transporte público diario hacia las ruinas y diversas excursiones que combinan éste y otros destinos.

Precio: Tiene un precio de 10 liras.

Lago Salda

Cambiamos de provincia para conocer un poco más acerca de la colindante provincia de Buldur. Se trata del Lago Salda, una maravilla natural que consiste en un lago dentro de un cráter. No es el único de la región y, de hecho, esta región es conocida como la región de los lagos por algo. Considerado un Parque Nacional no es de extrañar que los viajeros quieran conocerla cuando viajan a Denizli porque, realmente, no está tan lejos y permite una vista muy interesante y diferente de la región.

Cómo llegar: La distancia entre la ciudad de Denizli y el lago Salda es de 1 hora aproximadamente de trayecto en coche. Es necesario alquilar un vehículo ya que el resto de conexiones es mediante excursiones organizadas.

Otras cosas que hacer en tu visita a Denizli y alrededores

No hay razón para que te limites a visitar sólo lo más famoso del lugar. Hay numerosas actividades que hacer en la zona y por eso nos encantaría que barajaras la posibilidad de crear tu viaje a la carta. Ese es el motivo por el que queremos ir más allá y compartir contigo estas otras opciones que puedes hacer en tu visita a Denizli y que te pueden resultar tanto o más interesantes.

  • Subir en teleférico desde la ciudad de Denizli: No es una de las actividades más conocidas y sin embargo, merece la atención que le estamos prestando. Este teleférico parte de Denizli a la meseta de Bagbasi y te ofrece una increíble vista de pájaro. Es una actividad perfecta si viajas en familia, ya que puede que los más pequeños se aburran viendo sólo ruinas y parques naturales.
  • Ir con los peques al Parque Acuático Cavusoglu: Como siempre decimos, viajar con niños es “otro mundo”. En Denizli, por suerte, está este parque acuático que puede ser una buena actividad en familia.
  • Zoo de Denizli: Continuamos con este tipo de actividades familiares que se pueden hacer sin desplazarse de la ciudad de Denizli. La visita al zoo será una magnífica oportunidad para conocer mucho más de la fauna de la región del Egeo.

Es habitual alojarse en los hoteles de la capital de Denizli, que además suelen tener una tarifa bastante asequible debido a que hay que desplazarse prácticamente, a cualquier atractivo turístico que se quiera visitar. Pero esto no es ninguna desventaja, sino todo lo contrario. Estaréis alojados en un buen hotel, en una ciudad con todas las comodidades y podréis encontrar excursiones y actividades a vuestra medida. Una recomendación que nunca sobra es que os olvidéis de medir el tiempo y elijáis uno o dos lugares (como mucho) para visitar cada día. De este modo podrás sacar el mayor provecho de cada visita mientras disfrutas de todo lo que el lugar te ofrece.

Dicho todo esto, ahora es tu turno. ¡Disfruta de tu viaje a Denizli y enamórate de la belleza turca!