Polémica tasa turística pone en jaque a las agencias de viajes catalanas

03 Dic Polémica tasa turística pone en jaque a las agencias de viajes catalanas

Vuelos baratos - Trucos y consejos de Travel2beEl aumento de los sistemas impositivos también está afectando al sector turístico en su vertiente más castigada en la actualidad, las agencias de viajes. La iniciativa consistiría en la imposición del pago de la tasa turística que hasta ahora no era aplicable en la comunidad de Cataluña.

La medida que se hizo efectiva el 1 de Noviembre y que produce una gran incertidumbre al sector que se encuentra indefenso ante una tasa que debe ser pagada por el usuario después de su estancia pero para la que, obviamente, la agencia no tiene ningún tipo de control al respecto.

Una tasa turística con alto riesgo de impagos

Hasta hace apenas unas jornadas, la tasa turística en Cataluña, como ocurre en el resto de los archipiélagos y península era asumida a nivel externo y se eliminaba la responsabilidad de las agencias de tener que ser responsables del pago de esta tasa por parte de los clientes. La nueva tasa puede ser la causa de numerosos impagos al tener que pagarse directamente en el hotel o alojamiento asignado. Una medida que hasta el momento se llevaba a cabo era la de incluirla en el precio (numerosas agencias en línea y buscadores lo hacen), sin embargo, esto lo cambiaría todo.

El Gobierno Catalán prevé conseguir con esto ganancias que ronden los 50 millones de euros anuales y estos hechos están principalmente dirigidos a tratarse de un entramado que va dirigido a conseguir que los viajeros que vayan de vacaciones a Cataluña abonen cantidades que van desde los 0,5 a los 2,5 euros  de manera que se tenga que disponer de información previa por parte del cliente que, en muchos casos, puede llegar a negarse a pagar dicho impuesto sin opción a que esto sea devuelto.

Características del impuesto turístico

Este pago siempre se ha realizado, o bien a través de la reserva, o bien mediante el resguardo de unas agencias y otras mediante los fondos propios. Sin embargo, la nueva tasa pretende recaudar un dinero anual en base a que en el caso de que las agencias de viajes no sean capaces de que los viajeros paguen la tasa turística, deban hacerlo ellas mismas y que, en caso de que no se abone la cantidad asignada, se proceda a penalizar dicha conducta. Con esto el viajero o el gobierno no asumen el gasto mientras que las agencias de viajes están completamente desprotegidas.

Esta iniciativa del gobierno catalán propone una medida en la cual las agencias del resto de comunidades autónomas, del resto de países y regiones no pueden asumir por el hecho de que no se garantiza en ningún caso que el viajero vaya a abonar dichas cantidades. Con esto continúan alimentándose los impuestos y tasas que desde que apareciera la de compañías aéreas del 1 de Septiembre van ampliándose a otros campos turísticos. Quizás por ser el ámbito por el que aun existen beneficios, los gobiernos estatales y autonómicos están procediendo a engordar precios y recaudar para solventar las carencias de las arcas.