Los mejores destinos para esquiar en Europa

01 Ene Los mejores destinos para esquiar en Europa

Alpes - Travel2beLa temporada de esquí ha comenzado este año con fuerza debido a un clima favorable para la práctica de este deporte de invierno, que sumado a las buenas temperaturas que reinan en toda Europa, sin lluvias ni nevadas excesivas, e incluso un sol agradable en España, hacen del esquí la actividad perfecta para un turismo activo.

Son famosas las estaciones de esquí que tenemos en nuestro país –Formigal, Astún, Sierra Nevada-, con una calidad excelente y unos servicios inmejorables, pero fuera de nuestras fronteras también existen excelentes instalaciones y pistas de esquí en países con una larga y fuerte tradición hacia este divertido deporte, como Suiza, Austria o Francia, donde el viajero esquiador podrá disfrutar de unos paisajes alpinos extraordinarios y una calidad de turismo de invierno insuperable con las mejores posibilidades para el deporte rey de esta estación.

Estos destinos de esquí esconden ciudades que disponen de una oferta cultural y de ocio amplia para que el visitante disfrute de una temporada de vacaciones perfecta y completa.

Los mejores destinos de nieve europeos

1- Insbruck (Austria)

La pequeña ciudad de Insbruck, capital del Tirol austriaco, es un lugar perfecto para unas vacaciones de invierno, además de la belleza de la propia ciudad histórica con un núcleo urbano donde cultura y arte rebosan con edificios de la época imperial, cuenta con 9 estupendas estaciones de esquí que la rodean. En cuanto a las posibilidades de esquí, Insbruck ofrece al visitante 300 km de pistas repartidos en 9 inmejorables estaciones y más de 150 pistas, con todas las prestaciones y los mejores servicios en los bellos parajes alpinos del Tirol. Las pistas cuentan con recintos para la práctica del Freestyle y rutas de esquí fuera de pista. La comarca austriaca del Tirol, sede de los juegos olímpicos de invierno, es uno de los destinos clásicos de esquí de Europa.

Insbruck constituye un destino perfecto para visitar en invierno dado su belleza alpina y el rico ambiente de la población, que muestra al visitante una animada vida cultural y de ocio, lleno de atractivos donde se mezclan los edificios de época imperial y un pintoresco centro histórico. Llegar a Insbruck es fácil desde España, con vuelos regulares que parten a las ciudades cercanas de Múnich (Alemania), a 140 km del Tirol austriaco o Zúrich (Suiza).

2- Chamonix (Francia)

Chamonix, en la región del Ródano Alpes, fue la anfitriona de los primeros Juegos Olímpicos De Invierno en 1924, debido a unos espectaculares parahjes de nieve perfectos para el esquí, a la sombra del Mont Blanc y sus grandiosos valles. La zona ofrece una gran variedad de pistas para todos los niveles en entornos muy variados con las estupendas estaciones de Les Grand Montets, Brevent Flegere, Balme, La Vomaine, Le Savoy o Les Chosalets, para practicar sus diversas modalidades, esquí de fondo, alpino, panorámico.

Chamonix es una población ideal para unas vacaciones de esquí en familia, con una animada vida de invierno y una oferta hotelera diversa y asequible. Para llegar en avión desde España es preferible volar hasta el aeropuerto de Ginebra, puerta de acceso a los Alpes, con conexiones directas con la mayoría de las capitales y aeropuertos españoles desde donde podrás volar con Iberia, Easy Jet o Swiss.

3- Saas Fee (Suiza)

Este hermoso pueblo suizo rodeado por 18 picos que sobrepasan los 4.000 metros de altura se ha ganado el sobrenombre de “la perla de los Alpes” debido a la excelente calidad de su nieve en un entorno espectacular y unos servicios inmejorables para el visitante. La zona ofrece 150 km de pistas repartidos en 50 pistas y tres recintos para las diversas modalidades de esquí. Este pueblecito eminentemente invernal y el resto de pequeñas poblaciones repartidas por sus valles son el secreto mejor guardado de Suiza y el mejor destino en relación calidad precio de los Alpes. La oferta de Saas Fee es de lo más variado a todos los niveles, con una oferta de alojamiento que excluye los grandes complejos hoteleros en favor de los íntimos establecimientos alpinos tradicionales llenos de encanto ideales para grupos familiares o de amigos.

Para llegar a estas estaciones de esquí existen vuelos regulares desde las principales ciudades y aeropuertos de España hacia Ginebra, con vuelos a precio asequible. Saas Fee se encuentra a menos de dos horas del aeropuerto de Ginebra y dispone de una red de comunicaciones entre las pistas y los núcleos de alojamientos dinámica por un cómodo sistema de skibus que facilita el acceso de una manera eficiente.

4- Garmisch Partenkirchen (Alemania)

En esta bella población alemana de los Alpes bávaros se encuentra la montaña más alta del país, la Zugspitze, con casi 3.048 metros de altura e ideal para practicar esquí sobre glaciares. La zona cuenta con casi 120 km de pistas de esquí alpino para todos los niveles de dificultad, en una localidad de larga tradición turística invernal que ofrece al visitante una amplia oferta hotelera y un ambiente óptimo y agradable perfecto para grupos familiares amantes del esquí.

Para llegar a esta localidad de Baviera existe la posibilidad de viajar en avión hasta los cercanos aeropuertos de Múnich, capital de la región o de Zúrich en Suiza, puerta de acceso a los Alpes, con vuelos regulares desde las principales ciudades de España con Easy Jet, beria o Swiss.

5- St Anton (Austria)

Esta acogedora población de la comarca austriaca del Tirol es la cuna del esquí moderno, con una variedad de pistas inmejorable y una calidad de nieve excelente, uno de los mejores destinos de esquí no sólo de Europa sino del mundo. Con 134 pistas y 280 km de pista, el pueblo de St Anton y los cercanos de Lech, St Cristopgh y St Jacob albergan una larga tradición turística de invierno que hará las delicias de los amantes de este deporte. El Vaslle del Alberg, en el que se encuentra la localidad, ofrece al visitante además de hoteles de nivel, spas y lujosos restaurantes.

Para llegar desde España en avión existen vuelos regulares desde las principales ciudades hasta la ciudad de Zúrich o Múnich, puertas de acceso a los Alpes y al Tirol austriaco.