Londres: la ciudad del Big Ben para bolsillos exigentes

08 Nov Londres: la ciudad del Big Ben para bolsillos exigentes

Facturación - Vuelos low cost, vuelos baratos con Travel2beUna de las urbes más visitadas desde España es también una de las que más accesible resulta para el viajero, al menos en apariencia. Aunque la mayoría de compañías aéreas low cost, que no se enumerarán pues son de sobra conocidas, ofrecen vuelos a Londres por poco más de 30 euros por trayecto, en realidad las condiciones generales de esta ciudad es que es costosa en el caso de que no se conozca como moverse ni qué hacer.

De hecho, después de llegar al aeropuerto, normalmente Londres – Stansted (puesto que es al que vuela la low cost más conocida para estos vuelos, Ryanair) el visitante ya se encuentra con determinados inconvenientes que no siempre se conocen.

Billetes de tren a Londres desde el Aeropuerto

Es la piedra filosofal de todo buen viajero; nunca se debe realizar una reserva sin antes conocer por cuánto va a salir realmente el mismo puesto que, si en la compañía de bajo coste de turno el vuelo completo cuesta 80 euros y, después, otros 50 euros va a costar ir hasta la ciudad en cuestión junto con otros 10 euros llegar hasta el destino concreto, quizás resulte mejor optar por otra compañía. A continuación se hace una comparativa entre los tres aeropuertos de Londres más conocidos:

Londres Stansted: Es la aerolínea que mayor impulso ha cogido en la última década. Se encuentra situada a 50 kilómetros de Londres y dispone de una estación de tren propia “Stansted Express” que realiza trayectos prácticamente todo el día cada 30 minutos. Su precio oscila entre los 20 y los 30 euros.

Londres Gatwick: Situado a unos 40 kilómetros de la ciudad, este aeropuerto solo dispone de un destino desde la ciudad británica que se corresponde con Madrid a través de Air Europa.

Londres Heathrow: Situado a poco más de 20 kilómetros de la capital, este es el aeropuerto con más destinos en Londres.

Qué ver en una escapada low cost en Londres

En lo que se refiere a qué visitar cuando se trate de conocer Londres es imprescindible organizarse convenientemente puesto que para que un viaje salga relativamente barato no debe exceder los cinco días de duración en Londres.  Esto será posible, en primer lugar, gracias a los Free Tour que se pueden consultar a través de la página oficial de turismo de Londres (en inglés) o bien a partir de la página de Free Tours en Europa. De esta manera, el usuario se podrá beneficiar de una visita guiada en lengua inglesa. Normalmente hay varias por lo que será imprescindible que se elija que es lo que se quiere ver de esta manera y calcular que por persona la donación aproximada es de tres euros.

Asimismo, resultará muy útil conocer los distritos para poder decidir a dónde se quiere viajar. West end, por ejemplo, es el emplazamiento del conocido Trafalgar Square así como Picadily Circus. En Central London se encontrará el Convent Garden (similar al Paseo de las estrellas de Hollywood), West london es donde se encuentra el popular barrio de Nothing Hill y en south London se encuentra Greenwich que es otro lugar clave para ser visitado.

Si se tiene en cuenta esto se deberá averiguar, a continuación, como estructurar esta visita a los diferentes distritos en cuatro días, decidiendo cuales desechar y cuales incluir en el itinerario personalizado. Lo mismo ocurrirá con los museos que son muy diversos y cuya visita puede llevar uno o dos días por museo. Obviamente, en este caso se tratará de reducir este tiempo a “un agradable paseo” por uno de los museos conocidos, dos en el caso de que se tenga mucho interés. Se recomienda especialmente el Museo Británico que es gratuito.

Alojamiento low cost para un viaje de bajo coste

Siguiendo las premisas anteriores quedará poco que perfilar, aunque es justamente lo más importante a este respecto ya que si hay algo que defina a Londres son los altos precios de sus alojamientos más céntricos y de lo costoso de sus transportes. Sin embargo, aunque parezca sorprendente hay una solución práctica; adquirir un alojamiento en uno de los barrios y adquirir un bono de transporte de metro (obviamente se deberá tener en cuenta si el alojamiento entra en el itinerario) que puede costar unos 70 euros para una semana en el caso de que se elija para viajar en autobuses y trenes o bien que se cargará con lo que se desee y se irá gastando de aquí con la bonificación que conlleva la tarjeta.

En lo que respecta a los hospedajes concretamente, hay una palabra mágica para ahorrar cuando se viaja y es cocina en el alojamiento. Si se reserva un hotel o un albergue en el que, además, haya acceso a la cocina, no se estará pagando determinada cantidad por dormir sino que se estará ahorrando un tanto por ciento importante puesto que en cuatro días con sus noches en una ciudad como Londres, la alimentación por persona puede tener un coste de entre 100 y 120 euros. Esto es fácil de eliminarlo con este tipo de hospedaje puesto que el supermercado siempreserá más económico.