Las islas frisias de alemania: belleza en el olvido

14 Ene Las islas frisias de alemania: belleza en el olvido

Air Berlin - Vuelos baratos con Travel2beEn el llamado mar de Wadden, perteneciente a una parte del gélido Mar del Norte, se encuentran ubicadas un grupo de pequeñas islas asentadas discretamente en la costa occidental del condado alemán de Schlewig-Holstein: éstas son las islas Frisias. Separando el Mar del Norte del mar de Frisia, esta barrera natural forma parte de los estados de Alemania, Dinamarca y Países Bajos, concerniendo a Alemania aquellas denominadas orientales, las cuales engloban algunas ínsulas de marcado potencial turístico como Borkum o Baltrum.

El complejo archipiélago, también denominado islas Wadden, ha sido decretado parque nacional y territorio protegido, por lo que la zona goza de una potente actividad turística y ecológica muy desarrollada que permitirá al visitante encontrar en sus parajes arenosos y de poca altura los mejores servicios mientras disfruta del marcado efecto de la bajamar y la pleamar, que le permitirá caminar por el mismo fondo marino y las marismas de la Baja Sajonia.

Principales islas

Borkum es la más desarrollada y más grande -30 km2- de las islas que conforman la parte oriental del archipiélago. Este antiguo refugio de piratas goza hoy de una actividad turística extraordinaria relacionada con su espléndida naturaleza, gracias a sus playas vírgenes y su relajado ambiente que invita al visitante a disfrutar de la tranquilidad y el sosiego a la sombra de sus pintorescos faros –Faro Viejo y Faro Nuevo- y una ciudad de marcado sabor medieval.

La isla de Juist destaca también con sus 17 km de hermosa costa y el pintoresco pueblo de Loog; Baltrum, con sus preciadas playas de fina y blanca arena, es un paraíso perfecto para turismo familiar y Helgoland, la isla roja, una pequeña y peculiar isla triangular, caracterizada por hermosos acantilados y marismas sorprendentes. Otras islas como Norderney, Langeoog o Spiekeroog son algunas de las maravillas norteñas que esconden bellos parajes bañados por el Mar del Norte repleto de singulares parajes marcados por la vida en armonía con la mar.

Cómo llegar y transporte

Existen varias opciones para llegar a las Islas Frisias orientales. La mejor es optar por volar hasta Dusseldorf a través de alguna de las compañías de bajo coste que cubre la conexión –Ryanair- y de allí al pequeño aeropuerto de Borkum, desde donde parten ferrys a las demás islas.

A Juist se puede acceder con transbordador desde Nordeich y la isla dispone, además, de un pequeño aeródromo. La isla de Baltrum no autoriza el tráfico motorizado y se llega también mediante un transbordador desde el puerto de Neßmersiel en un viaje de aproximadamente 35 minutos. Los horarios de los trasbordadores para pasar a las islas dependen del estado de las mareas.

Dónde alojarse

En las islas existen hoteles de toda clase y casas de vacaciones para todo tipo de público. En la isla de Juist existen hoteles como el Country Line Nordseehotel Freeseel, que dispone de las mejores prestaciones y servicio, aunque el viajero puede encontrar un alojamiento más intimo gracias a que la mayoría de las casas particulares de la zona ofrecen habitaciones para huéspedes, una opción única que, a pesar de que la isla no es uno de los destinos más baratos, alberga anualmente más de 100 mil pernoctaciones. Borkum dispone de hoteles de todo tipo, pero la mejor opción es alquilar alguno de sus numerosos apartamentos rurales de la zona, como el magnífico Haus Oldenburg, para poder disfrutar de la particular naturaleza de la isla.