Inspiración tibetana: los secretos de Lhasa

03 Feb Inspiración tibetana: los secretos de Lhasa

China - Travel2BeLa ciudad de Lhasa asienta sus templos sobre colinas de diferentes dimensiones enclavadas en el Himalaya.

En esta mística cordillera, no es de extrañar que el viajero decida cambiar su filosofía de vida, aunque sea durante unos días, y conocer “ese otro mundo” existente en uno de los rincones más difíciles de visitar hasta hace bien poco.

Los secretos de Lhasa están a nuestro alcance desde hace apenas un par de años cuando se mejoraron notablemente las conexiones entre la capital china y la capital del Tibet. Vivir la inspiración tibetana ya no es una odisea y está a tu alcance. ¿A qué esperas?

Lhasa para viajeros low cost

En primer lugar, los aspectos legales para viajar a Lhasa son varios debido a que, de una parte, se deberá adquirir un visado para China acudiendo a la embajada china en España antes de la partida.

De otra, se debe tener en cuenta que se viajará en tren durante varias horas por lo que es recomendable conocer con atención aquella documentación que pueden solicitarle como sucede con el pasaporte.

En segundo lugar,los vuelos con Air China son muy económicos hasta la capital china y por unos doscientos euros por trayectos se puede acceder a Pekín. Desde esta ciudad se tomará el tren, medio de transporte que se recomienda para viajar a Lhasa porque desde que es directo es una maravilla para los sentidos.

En cuanto a este mítico tren que tanto ha tardado en construirse tiene una duración el trayecto entre Pekín y Lhasa es de nada más y nada menos que unas 45 horas.

En avión, el vuelo es aproximadamente de dos horas. Aunque para los más aventureros, el tren del cielo es, sin lugar a dudas, la oportunidad que todo viajero está siempre esperando.

En tercer y último lugar, el alojamiento en Lhasa no es problema si no se tiene inconveniente en reservar un hotel – hostal tal como puede ser el Tashi Coeta Hotel o el Lhasa International Youth Hostel.

En todas estas situaciones los viajeros encontrarán todo aquello que estaban buscando de su hospedaje; tranquilidad durante las horas de descanso y comodidad. La ciudad de Lhasa es accesibe desde Katmandú por tren. Este detalle puede ser muy significativo para los viajeros que busquen de sus viajes un plus de aventura. Los más osados se recorren todo el cordón hasta llegar al subcontinente indio y regresan en avión desde Nueva Delhi.

Lhasa, un poco de información útil

Nada más llegar a Lhasa les saludará el palaciode Potala y toda la belleza que proviene de un paisaje en el que las montañas ofrecen a los tibetanos un cielo amurallado en todo el contorno.

No es de extrañar que costará tanto construir el tren del cielo ya que la altitud a la que se encuentra esta ciudad es de la friolera de 3650 metros. Tiene una población de más de 350.000 habitantes por lo que encontraréis una gran ciudad aunque con un sabor muy tradicional.

Quizás sus señas de identidad son su amplia vía principal por la que se accede a los diferentes templos. El templo más conocido de Lhasa es el templo de Johkang.

El viajero tiene que ver el Jak de Lhasa que también es muy simbólico de esta ciudad ya que es un animal similar al toro que se cría en las alta estepas de los montes tibetanos. Es una de las pocas criaturas mamíferas capaz de estar a una altitud de 4000 a 6000 metros sobre el nivel del mar.