Budapest nocturno: ciudad de múltiples alternativas

21 May Budapest nocturno: ciudad de múltiples alternativas

Viajar en Tren - Travel2beLa capital de Hungría es una de las ciudades de Europa del Este más visitadas.

La hermosa capital tiene mucho que ofrecer al visitante, desde un patrimonio histórico y arquitectónico de gran valor artístico hasta una oferta de ocio para todo tipo de viajeros.

Los atractivos turísticos de esta ciudad son muchos y muy completos, y uno de ellos es sin duda el gran ambiente nocturno que se respira en sus zonas de marcha para los más jóvenes y no sólo eso, porque si lo que prefieres es una velada tranquila, Budapest tiene rincones donde pasar una noche a tu ritmo y de la manera que desees, en un sinfín de posibilidades, desde un romántico paseo en crucero por el Danubio a los populares bares ruinas ubicado en edificios abandonados de la época soviética y las tradicionales discotecas para toda clase de público.

Una ciudad completa que ofrece mucho después de la jornada diaria en visitas culturales.

Alternativas de ocio nocturno

La capital húngara, con sus dos orillas, Buda y Pest, no deja de sorprender a sus visitantes, no sólo por la belleza de la ciudad sino también por el sinfín de posibilidades que tiene para disfrutar tanto el día como la noche.

La iluminación nocturna resulta sorprendente viendo edificios como el parlamento húngaro brillando y reluciendo a través de las aguas del Danubio o el imponente castillo de Buda.

Para disfrutar todo el atractivo y la belleza de la ciudad por la noche, existe una buena alternativa en las distintas compañías que ofrecen un paseo fluvial en barco, perfecto para una velada romántica y cuyos precios más económicos oscilan entre los 15 y 20 euros.

En estos recorridos algunos incluyen una estupenda cena, donde no falta el típico goulash con paprika de la cocina magiar, o bien alguna fiesta durante la madrugada.

Si prefieres algo más animado o pasarte a este plan tras el recorrido fluvial, lo más recomendable son los ruin pubs o bares ubicados en edificios en ruinas y abandonados (Romkocsma), situados normalmente en el centro de Pest y muy frecuentados por la gente joven.

Estos locales además de tener unos precios muy económicos en las bebidas actúan como verdaderos centros culturales y en ellos es fácil que el visitante encuentre exposiciones, actuaciones de grupos locales, obras de teatro o incluso performance.

Uno de ellos, muy aconsejable, es el Grandio, que además funciona como hostal.

El Instant y el Szimpla Kert son otros dos lugares de visita obligada, este último además de ruin pub es también una estupenda galería de arte.

Si después de esto quieres continuar la noche hasta el amanecer, Budapest te ofrece discotecas de gran calibre donde poder bailar y escuchar buena música, como el Morrison´s 2, cerca de la basílica de Szent István y que es una de las más populares y también de las más económicas, o bien otros locales de marcha como el Kaméleon, Moulin Rouge o B7.

Otro lugar irresistible es el A38, un buque amarrado en el puerto del Danubio y que ofrece conciertos de música electrónica o jazz. Y para terminar, una vez amanecida la hermosa ciudad, lo mejor es terminar el día donde otros lo comienzan, en las maravillosas termas que hay a lo largo y ancho de Budapest.