10 razones para preferir vuelos low cost

03 Sep 10 razones para preferir vuelos low cost

Huelga Controladores - Derechos de los pasajeros - Travelgenio1. Porque son más baratos: Es la mayor obviedad que se puede asegurar sobre estos servicios aéreos. O no tanto ya que las duras críticas que han recibido estas aerolíneas también están relacionadas con una supuesta mentira en cuanto a los precios bajos. Lo cierto es que los precios si que son más bajos pero si se buscan más servicios que el propio transporte, el precio aumenta considerablemente asemejándose a las aerolíneas tradicionales. Debemos tener en cuenta que una aerolínea low cost no está creada para que haya una comodidad equivalente a la de las aerolíneas tradicionales sino que se trata de la posibilidad de viajar barato y en condiciones adecuadas.

2. Porque solo pagas lo que quieres: En el punto anterior nos hemos referido a servicios extra. Estos incluyen equipaje facturado o seguro de viaje – imprescindible si se factura equipaje -. Sin embargo, el concepto de viaje low cost está pensado para viajar menos de 7 días por lo que es más que suficiente el equipaje de mano con una maleta de 50x40x20 cm y una bolsa de souvenirs de pequeñas dimensiones. Si se buscan más prestaciones resultará más adecuado una aerolínea tradicional o elegir una maleta de 15 o 20 kg para dos personas.

3. Porque las condiciones cada vez son mejores: Si hace un año Ryanair estaba en el punto de mira por su polémica restricción de equipaje de mano, cada vez nos encontramos con mayores garantías en lo que se refiere al mismo ya que en Septiembre del año pasado flexibilizó estas características. En la actualidad es común encontrarse con que se hace “la vista gorda” en la mayor parte de los casos en los cuáles hay dudas sobre una maleta pequeña o una mochila. También se flexibilizaron las cancelaciones y cambios así como el precio del equipaje facturado.

4. Porque en viajes de menos de 4 horas merecen la pena: Si se pretende viajar durante trayectos de hasta cuatro horas compensa. Obviamente son opciones menos cómodas que si se viajara en una aerolínea tradicional pero esto se compensa con creces con un precio rebajado en un alto tanto por ciento. Para vuelos domésticos y viajeros que suelen trasladarse en avión, las aerolíneas low cost han marcado la diferencia, indudablemente.

5. Porque son perfectos para combinar con tradicionales de larga distancia: Esta es una de las características que recientemente ha salido a la luz gracias a los viajeros habituales y bloggers de viajes. ¿Para qué subir a dos aviones de Iberia para viajar, por ejemplo, a Buenos Aires si se puede encontrar una ruta desde una ciudad europea que abarate el precio? Es de sobra conocido que desde determinadas ciudades los vuelos internacionales a otros continentes son más baratos. Las aerolíneas low cost facilitan el acceso a ciudades como Milán o Londres que suelen tener tarifas muy baratas.

6. Porque Ryanair o Easyjet te llevan a todos los rincones de Europa: Junto con otras como Vueling Airlines son las referencias de una generación al completo. Estudiantes, trabajadores y turistas han visto multiplicadas sus posibilidades de viajar a países que nunca hubieran imaginado. Así, por ejemplo, Easyjet permite vuelos a Islandia o Ryanair a Noruega.

7. Porque permiten que los viajeros con sueldos medios o bajos puedan tener vacaciones: Esta ventaja está muy relacionada con la anterior ya que, a fin de cuenta, las compañías aéreas low cost revolucionaron el concepto de viaje cuando, hasta hace tan solo 10 años, era impensable realizar viajes a Alemania o a Rusia por menos de 50 euros por billete.

8. Porque dan trabajo a miles de jóvenes (y no tan jóvenes): Otro punto que puede que no sea tan importante para los viajeros pero que si lo es a nivel social es que Ryanair, Vueling o Easyjet han creado miles de puestos de trabajo en los últimos años. El hecho de que sigan creciendo es un acicate para aquellos que estén sensibilizados al respecto.

9. Porque son tan seguros como los vuelos tradicionales: Después de que 2012 fuera el año de la polémica para Ryanair – justo después de que Spanair quebrara -, cada vez son más los defensores de las low cost por una sencilla razón; nunca fallan. De hecho, la necesidad de estas aerolíneas de multiplicar sus beneficios hace necesario que sean vuelos puntuales, hecho poco común en los vuelos tradicionales que comúnmente sufren cancelaciones. Asimismo, frente a las acusaciones por parte de otras aerolíneas de que se realizaban más aterrizajes de emergencia, lo cierto es que todas las compañías los viven. Por si esto fuera poco no somos conscientes aún de que si dejaran de existir las low cost, muchos viajeros no podríamos viajar con tanta asiduidad ya que el coste de un billete en una aerolínea tradicional no baja de los 70-100 euros por billete.

10. Porque la generación low cost es nuestra generación: La generación de bajo coste es también la generación de los viajeros. Jóvenes que se deciden por elegir hostels o hoteles económicos, que hacen couchsurfing si hace falta y que disfrutan de la vida. Por eso es imprescindible preservar las low cost, porque sin ellas todo esto se terminará y volveremos al punto en el que estábamos antes de vivir viajando, de vivir soñando.